Juan Pablo II
       Fernando invita a todos, con independencia de clase social o estado civil, a seguir el camino de la santidad en la vida cotidiana, viviendo el Evangelio y a la vez dando testimonio de el. Funda para este fin ( además de la Congregación de Misioneros/as Identes y la Fundación Idente de poesía mística) la Asociación Juventud Idente enfocada especialmente hacia la juventud (hechos concretos que describen su filosofia son: la redacción de un documento sobre valores humanos que después de ser discutido durante meses en diferentes paises y asociaciones juveniles será presentado a las Naciones Unidas para su debate; o un joven universitario que tras terminar la carrera de medicina se va de misión a salvar vidas de forma altruista)   y la Familia Idente, formada por todas aquellas personas que desean vivir su fe, su vida espiritual, según el carisma y la espiritualidad de Fernando, pero sin llegar a hacer los votos que los miembros de la Congregación hacen: pobreza, castidad, obediencia, apostolado y cátedra; sin embargo si son invitados los miembros de la Familia Idente a realizar la observancia diaria (al igual que los misioneros y misioneras): Ir a comulgar, leer un capítulo del evangelio y hacer ½ hora de oración. Esta regla que es forma de vida para todos los misioneros y misioneras identes se hace voluntaria en los miembros de la Familia Idente, que comparten su espiritualidad en reuniones quincenales y se apoyan mutuamente para desarrollar y llevar a buen término esa llamada personal a la santidad y esa deseada unión con Cristo.


Identes
Identes
       "La sensibilidad social del Instituto acoge, en todos sus aspectos, las frustraciones denunciadas por la indigencia humana: la enfermedad, la incultura, la injusticia y, en general, la tristeza de la vida. Vuestro propósito, queridos hijos, es el mismo de Cristo: pasar por esta vida haciendo el bien a todos" (Fernando Rielo). La proyección social abarca, de este modo, todas las dimensiones del hombre: educación, salud, enseñanza,  administración, arte, literatura.
       Hay que destacar la asistencia en hogares a niños abandonados y la promoción de lugares  económica, cultural y espiritualmente deprimidos.  Ejemplo de la labor misionera del Instituto Identes son la dedicación a niños y juventud pobre y abandonada en Perú y Bolivia, y la significativa presencia universitaria y académica en Ecuador, Italia, Chile, Bolivia, Tailandia y Filipinas.
       Las misiones impulsan, con ello, la cooperación internacional con los países más desfavorecidos.
        La actuación  evangelizadora de las misioneras y misioneros identes se realiza en variedad de misiones según las distintas solicitudes de las iglesias locales y conforme a las necesidades de cada tiempo.
       Las misiones cristalizan en obras sociales y en colaboración con asociaciones o fundaciones que persiguen fines humanitarios.
        El Instituto propone una nueva evangelización que se enfrente a las corrientes materialistas y hedonistas imperantes en nuestros días.  
..
Misioneros
Misioneros
Cristo
       A los 22 años ingresa en la Congregación del Santísimo Redentor, donde realiza sus estudios filosóficos y teológicos, allí ocurre un hecho sorprendente, encerrado entre sus muros y llevando una vida plenamente religiosa de entrega a Dios, enferma gravemente un hermano de la Congregación, Fernando se pasa toda la noche rezando en la celda del religioso pidiendo a Dios su curación, sorprendentemente al día siguiente desaparecen los síntomas y el religioso recupera la salud.
     8 años más tarde abandonará esta Congregación para fundar el Instituto Id de Cristo Redentor misioneros y misioneras Identes, es el año 1959, Fernando cuenta con 36 años, es en Tenerife donde Dios le revela: " Éste es el lugar que he elegido para la fundación del Instituto; esta ciudad será tu cruz y tu gloria ".
       "Yo pido a Dios que los miembros de la Institución se caractericen por la alegría, una alegría en todas las cosas que no sea como las fugaces alegrías de este mundo. Quiero que crezcan con esa mística alegría en tal grado que vean la tierra desde el cielo y no el cielo desde la tierra". (Fernando Rielo)
       El lema del Instituto es "Cree y Espera", significando que la fe y la esperanza, fundadas en la caridad, alimentan la vida apostólica de sus miembros.
       La esencia del Instituto es el examen de perfección en común, en sus dos partes indisolubles: ascética y mística, por el que los misioneros y misioneras identes aspiran a la santidad, por medio de la caridad, con firme dedicación al apostolado y a la enseñanza.
       Una de las  prioridades que marcan la labor de las misioneras y misioneros identes, es proseguir en la tarea de la Nueva Evangelización, para la recuperación de los valores  cristianos en la sociedad actual, promover un verdadero humanismo, además del anuncio del Evangelio a cuantos aún no han recibido el don de la fe.
       " Se trata de mostrar a nuestros hermanos la plenitud del amor divino amándoles a ellos" (Fernando Rielo). 
       Coincidiendo con  S.S. Juan Pablo II: Sí, queridos hermanos y hermanas, nuestras comunidades cristianas tienen que llegar a ser auténticas 'escuelas de oración', ... Una oración intensa que, abriendo el corazón al amor de Dios, lo abre también al amor de los hermanos.